Optometría‎ > ‎

Optometría infantil



    La detección temprana de algunas anomalías visuales, es crucial para prevenir futuros desórdenes en el aprendizaje, de ahí la importancia de un Exámen Visual Completo.

    Muchos problemas visuales deben ser tratados durante la infancia, por eso es importante que los niños pasen revisiones visuales lo antes posible y siempre antes de empezar la escuela.

    Se debe realizar la primera revisión visual completa a partir de los 3 años (inicio de la educación infantil), y a los 6 años (inicio de la educación primaria), la cual consiste en un Examen Completo que además de la agudeza visual, valore si la visión del niño está preparada para afrontar con éxito la escolarización, pues el 80% de lo que el niño aprende entra por sus ojos.

    Si observáramos alguna anomalía, el óptico-optometrista les explicará con detalle en qué consiste y les asesorará sobre el mejor tratamiento: lentes de contacto, gafas o entrenamiento visual, etc.


Ċ
Jose Luis Agullo,
30 jun. 2016 5:03